La indagación apreciativa.

La indagación apreciativa es una metodología de desarrollo organizacional que impulsa el cambio, incrementa las fortalezas y las convierte en hábitos, promueve el crecimiento, la ilusión y la motivación.

Esta metodología fue creada por el Profesor David L. Cooperrider (1986) de la Case Western Reserve University, Cleveland,(USA).

Se trata de un método de intervención para el cambio organizacional que pone el acento en la historia de las fortalezas, y el potencial de las organizaciones y las personas que las forman.

La indagación apreciativa enfoca la búsqueda de lo “mejor” entre las personas, su organización y el entorno de ella basándose en los “éxitos” de la misma, y como potenciarlos en lugar de en los “problemas” y cómo resolverlos.

Fuente: pixabay.com

Las 4 fases de la indagación apreciativa.

  • Discover (Descubrir): identifica y descubre aquellos procesos que funcionan bien.
  • Dream (Sueño): visualiza los resultados que te impulsan a avanzar.
  • Design (Diseño): diseña la situación u organización ideal para lograr los sueños.
  • Destiny (Destino): asegura que los sueños puedan hacerse realidad, construyendo entorno al aprendizaje, el ajuste y la improvisación.

Los 10 principios de la indagación apreciativa.

Existen 10 principios de la indagación apreciativa, aplicables tanto a los individuos que componen las organizaciones como a estas mismas, y son:

  • Construccionista: el lenguaje crea realidades. El qué, cuando y cómo decimos algo entorno a nuestras conversaciones, determina la construcción de nuestro mundo.
  • De simultaneidad: la primera pregunta que formulamos es la propulsora del cambio, por eso debemos elegirla bien.
  • Positivo: las preguntas positivas generan escenarios de cambio positivos. Esto podemos verlo en nuestro día a día, si os hablo de trincheras o batallas, ya os estoy predisponiendo a un escenario con cierta carga “negativa”.
  • Poético: debemos estar abiertos al misterio y al hecho de que la imaginación humana es ilimitada, por lo que no debemos limitar en las capacidades de las personas para alcanzar sus metas.
  • Anticipatorio: ayudando a la otra persona a visualizar su éxito la estaremos motivando para ponerse en marcha a alcanzarlo.
  • De ser consciente: la presencia real, estar disponible para escuchar a la otra persona, y hacerla pensar en el aquí y el ahora, y las posibilidades del mañana, le será de ayuda.
  • Narrativo: manteniendo el principio positivo debemos construir una narrativa positiva, buscando cultivar el optimismo y fomentar la autoconfianza.
  • De la promulgación: haz que la otra persona se visualice como si ya hubiera alcanzado el logro de su objetivo, esto favorecerá su predisposición para trabajar en ello.
  • De la totalidad: ser conscientes de que formamos parte de una totalidad mayor y de que estamos inter-conectados, ayudan al otro para visualizarse como parte de un sistema.
  • De la libertad de elección y acción: el cambio debe ser una elección, no una imposición. Guiemos a la otra persona en la toma de consciencia de su deseo del cambio.

Espero que os haya ayudado.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.